E-mail Pregunta

Un escritorio de altura ajustable protege la salud

Cada vez son más las empresas que eligen su equipamiento pensando en la salud. Por eso, resulta casi imposible imaginar una oficina moderna cuyos puestos de trabajo no tengan escritorios de altura ajustable accionados eléctricamente. Estos escritorios descargan la espalda y la nuca, favorecen la circulación y, además, mejoran la productividad del trabajador. En este contexto, los fabricante de muebles deben satisfacer grandes exigencias: al fin y al cabo, un escritorio de altura ajustable no solo debe ser cómodo y estable, sino también visualmente atractivo.

En su división Office, Okin combina la funcionalidad con una amplia libertad en el diseño de escritorios de altura ajustable. Producimos sistemas de actuador, cajas de control, accesorios operativos y marcos. Y si lo desea podemos adaptarlos individualmente a sus productos. Nuestros equipos de trabajo están compuestos por personas formadas en diversas áreas que colaboran con usted en los procesos de desarrollo, diseño y planificación con el objetivo de crear productos de calidad e innovadores. Nuestras soluciones para escritorios de altura ajustable se someten internamente a estrictos ensayos de carga y cuentan con la certificación DIN EN ISO 9001:2008 y el informe de ensayo CB.

Accionamiento potente gracias al uso de columnas elevables delgadas

Okin produce distintos modelos de columnas elevables para numerosas aplicaciones. Los sistemas de actuador Deskdrive DD11, DD21 y ID21, por ejemplo, han sido especialmente diseñados para escritorios de altura ajustable sin barra transversal. Su apariencia esbelta y moderna, sin aberturas funcionales en el perfil, deja a los fabricantes mucha libertad a la hora de diseñar la mesa. Las columnas elevables están equipadas con un motor de 24 voltios exento de mantenimiento que permite ajustar la altura de modo suave y silencioso y dan a los sistemas de actuador una gran fuerza de compresión. Asimismo, cuentan con dos sensores Hall de sincronización y posicionamiento. Además, en la práctica, los sistemas de actuador permiten ajustar el escritorio de manera muy flexible gracias a su enorme longitud de elevación (650 milímetros).

Sin embargo, un escritorio de altura ajustable no solo debe ser estable, sino que debe permitir a los usuarios cambiar cómodamente de posición en cualquier momento. Un sistema deslizante ajustable especial patentado por Okin garantiza la estabilidad del escritorio de altura ajustable. Además, el sistema de actuador ID21 cuenta con un engranaje Inline muy eficiente y silencioso que permite el montaje en espacios de muy poca altura (520 milímetros). Además, Okin ofrece componentes opcionales para marco de mesa que complementan el sistema de columnas elevables.

Cajas de control inteligentes para cualquier actuador

Los sistemas de actuador son compatibles con las cajas de control COMPACTeco, COMPACTeco + y SMARTeco, que se pueden programar según las necesidades para que se adapten al escritorio de altura ajustable. Además, cuentan con una protección de sistema inteligente gracias al correspondiente software ISP. Entre las funciones básicas está la posibilidad de memorizar cuatro posiciones distintas para el escritorio de altura ajustable que se pueden seleccionar mediante un accesorio operativo. Asimismo, la caja de control vigila el consumo de corriente, las señales del sensor Hall y el tiempo límite del sistema de ajuste en cada canal. Sobre la base de estos datos, las funciones de seguridad opcionales previamente programadas reaccionan adecuadamente: Si por ejemplo hay riesgo de colisión, todos los canales se detienen y los actuadores se mueven en la dirección contraria.

Accesorios operativos fáciles de usar

Cada sistema de actuador necesita accesorios operativos apropiados que sean fiables y se adapten al diseño del respectivo producto. Okin ofrece un amplio surtido de mandos que permiten manejar intuitivamente los escritorios de altura ajustable. La gama abarca desde accesorios operativos con un diseño sencillo hasta otros mucho más complejos con un amplio repertorio de funciones. Entre ellos está, por ejemplo, el modelo básico HSCO, un mando muy pequeño con dos teclas que se coloca debajo del tablero de la mesa. Mucho más exigente es, en cambio, el mando HSF: este accesorio operativo plano, que permite controlar dos unidades de motor al mismo tiempo, tiene un máximo de nueve teclas y una función de memoria con cuatro teclas de posición preajustables. En el indicador LED de bajo consumo, el usuario puede leer, entre otras cosas, la altura actual de la mesa.