Email Pregunta Newsletter

Ergonomía en la oficina: cómo los escritorios de altura ajustable cuidan la salud

06.08.2020

A lo largo de su vida, un oficinista promedio pasa un total de 80.000 horas de trabajo en posición sentada, lo que equivale a más de nueve años. No obstante, a muchos empleados les cuesta mantener durante mucho tiempo una postura saludable mientras están sentados. Ello tiene efectos negativos, sobre todo, en la columna vertebral. Una gran parte de los alemanes, el 36 por ciento, considera que trabajar mucho tiempo sentado ante el escritorio es, junto con la falta de movimiento, la principal causa de los dolores de espalda. Así lo ve, sobre todo, el grupo de edad más joven, que a menudo trabaja a tiempo completo: el 44 por ciento de las personas de entre 18 y 29 años achaca los dolores de espalda al hecho de pasar mucho tiempo sentado. Así lo ve también el 36 por ciento de las que tienen entre 30 y 59 años. 

Empleados del departamento de ventas

Rajani Peters
R.Peters@okin.de

Los dolores de espalda son, hoy en día, una de las dolencias más frecuentes derivadas del trabajo en oficina. Dos de cada tres alemanes se quejan de molestias en la zona lumbar y uno de cada tres sufre regularmente dolores de espalda. Las consecuencias son devastadoras no solo para los trabajadores, sino también para las empresas: Cada año, las pérdidas de valor añadido bruto por bajas médicas debidas a molestias en la espalda ascienden en Alemania a 16 mil millones de euros. La ergonomía en el puesto de trabajo es, por ello, un factor económico fundamental para las empresas. Para lograrla, uno de los productos más demandados son los escritorios de altura ajustable que permiten trabajar tanto sentados como de pie. Y es que los estudios realizados sugieren que los empleados que trabajan en escritorios de altura ajustable son un 46 por ciento más productivos que aquellos que lo hacen en un escritorio que no permite alternar el estar sentado con el estar de pie. Este tipo de puestos de trabajo reduce no solo los dolores en la espalda y en la nuca, sino que además tienen efectos positivos duraderos en la musculatura de la espalda y el sistema cardiovascular. Incluso un ligero movimiento regular reduce la glucemia, el colesterol y los lípidos sanguíneos (triglicéridos) —todos ellos factores de riesgo para la diabetes tipo 2— más que la recomendación habitual de hacer 150 minutos de ejercicio intenso por semana.

En Escandinavia, esta tendencia hace tiempo que se ha incorporado al mundo laboral. Allí, más del 90 por ciento de los puestos de trabajo en oficinas está equipado con mesas cuya altura se puede ajustar. También en Estados Unidos está aumentando continuamente el uso de escritorios de altura ajustable. El porcentaje de trabajadores estadounidenses cuyas empresas pagan este tipo de puestos de trabajo de este tipo o dan una ayuda económica para adquirirlos ha aumentado rápidamente del 20 por ciento en 2014 al 60 por ciento en 2019. También el 40 por ciento de los alemanes desea trabajar con muebles de oficina modernos y ergonómicos.

Sin embargo, no todos los escritorios son iguales: los muebles de altura ajustable no solo deben ser cómodos y estables, sino también visualmente atractivos. Los eficaces productos de OKIN combinan funcionalidad con una amplia libertad de diseño. Estos productos incluyen controles, accesorios operativos, marcos y columnas elevables, por ejemplo la DD05.3 y DD06.3. Estas columnas elevables estables permiten ajustar, de manera muy cómoda y silenciosa, la altura de los escritorios gracias a sus guías deslizantes con poco juego. Además, se pueden integrar fácilmente en marcos de mesa con diversos diseños, lo que ofrece una gran flexibilidad a los fabricantes de muebles.