Email Pregunta Newsletter

Camas para cuidados intensivos: una comparación entre países revela diferencias claras

24.04.2020

Una comparación entre distintos países revela que Estados Unidos y Alemania tienen el número de camas para cuidados intensivos más alto por habitante. En Estados Unidos, por cada 100.000 habitantes hay casi 34  de estas camas, mientras que en Alemania son 28. Los siguientes países son, muy por detrás, Italia (13), Francia (12) y Corea del Sur (11).

Empleados del departamento de ventas

Tino Leipholz
Leipholz@dewert.de

Un vistazo a los últimos puestos de la clasificación indica que, en el sector de las cama para cuidados intensivos, existe un considerable potencial de crecimiento y venta. Países muy poblados, como Japón (6 camas para cuidados intensivos por cada 100.000 habitantes), China (4) e India (3) cuentan, comparativamente, con pocas unidades. Para alcanzar un nivel similar al de Estados Unidos y Alemania, estos países tendrían que adquirir, en cifras absolutas, varias decenas de miles de estas camas. Una inversión de este tipo no solo aumentaría la capacidad de los hospitales de proporcionar cuidados intensivos a más pacientes. Al mismo tiempo, ofrecería la oportunidad de abastecerse de camas para cuidados intensivos modernas y óptimamente equipadas  que permitirían una atención médica adecuada a las necesidades de los pacientes.

Y es que, hoy en día, las cama para cuidados intensivos deben cumplir requisitos especiales y cumplir funciones específicas. Por este motivo, las camas para cuidados intensivos modernas a menudo son sistemas complejos compuestos por varios componentes, por ejemplo el actuador lineal lavable MEGAMAT 12 para un ajuste rápido y silencioso. Las columnas elevable para cargas pesadas, como la DC20, permiten una mayor flexibilidad de ajuste y son muy fiables cuando las cargas no están centradas. Con un control inteligente tipo MCL II, es posible conectar hasta cuatro accionamientos, un acumulador, mandos intuitivos como el Nocturne, una luz externa y otros dispositivos periféricos.