Email Pregunta Newsletter

La historia del sillón: de silla de madera a elegante ocasión para sentarse

22.09.2020

Pasamos gran parte de nuestro día sentados. De media, un adulto pasa entre el 50 y el 70 por ciento de su tiempo en posición sentada. Nos sentamos en sofás, sillas, bancos, en el tren, en la bicicleta y durante el trabajo. Y en esos momentos, el confort nos importa mucho. Por eso, a muchas personas les gusta ponerse cómodas en un sillón. Sin embargo, apenas nadie se pregunta de dónde viene en realidad este mueble o cómo ha cambiado a lo largo de los siglos.

Empleados del departamento de ventas

Jörg Lehnen
J.Lehnen@okin.de

Las sillas y los sillones fueron, durante milenios, el asiento de los poderosos. La primera silla fue el trono de los reyes, emperadores o papas. Fue apenas en el siglo XVI cuando, del trono como símbolo de poder, surgió una silla para el comedor. Pero incluso en aquellos tiempos, solo los burgueses adinerados podían permitirse un asiento tan cómodo. Hasta el siglo XIX, los muebles tapizados eran uno de los medios de mostrar a los invitados la ausencia preocupaciones económicas. Pero ya mucho antes, las personas habían pensado en cómo crear asientos especialmente cómodos. Así, por ejemplo, en 1790 el dentista americano Josiah Flagg añadió a una silla de madera un apoyo móvil para la cabeza con el fin de que sus pacientes estuvieran más cómodos durante las consultas.

Desde entonces, algunas cosas han cambiado: Hoy están de moda los sillones ajustables con pie y respaldo motorizados, como los confortables sillones de televisión y relajación. OKIN conoce muy bien los requisitos que se exigen a los modernos sillones ajustables: Por eso, además de una potente tecnología de accionamiento, ofrecemos numerosas funciones especiales que aportan a sus usuarios un verdadero valor añadido.

Los sillones ajustables modernos tienen un diseño elegante, pero dejan poco espacio para los componentes eléctricos. Por este motivo, los actuadores OKIN se construyen con dimensiones muy compactas. El Microdrive 3 convence no solo por su pequeña medida de montaje de 105 milímetros más carrera (+- 2 mm), sino también por su fuerza de compresión de 4.000 newton. El sofá se puede controlar, por ejemplo, con nuestro transmisor inalámbrico de alta gama RF Touch. Este transmisor tiene una superficie táctil moderna con teclas sensibles y se adapta perfectamente a la mano. No obstante, quien quiera también puede controlar su sillón ajustable mediante su teléfono inteligente. Gracias a su interfaz de usuario intuitiva, la aplicación "OKIN move" ofrece un modo totalmente nuevo de controlar muebles. Con ella, los usuarios pueden guardar distintas posiciones y cambiar el ajuste individual con solo un clic: más comodidad es imposible.